13 marzo 2006

PRESIDENTE ANTIGAYS

El presidente checo, Vaclav Klaus, se ha atrevido a vetar una ley para legalizar las uniones entre personas del mismo sexo, y que ya había sido aprobada por las dos cámaras legislativas. Ahora volverá al parlamento, donde debe conseguir 101 votos de 200 para ser de nuevo aprobada, algo que ya parece improbable.

2 comentarios:

Lanito dijo...

Por desgracia, sigue sin normalizarse la situación en el mundo. Creo que no somos conscientes de la suerte que tenemos hoy y aquí.

Manué dijo...

Pues lo de República Checa es de color de rosa comparado con los ajusticiamientos del islam...