12 abril 2006

BOFETADA DEL PARLAMENTO CHECO AL HOMÓFOBO PRESIDENTE

Una bofetada sin manos.
El parlamento de la República Checa ha aprobado, de nuevo, la ley que regula los matrimonios entre personas del mismo sexo, a pesar del veto impuesto por el presidente, Vaclav Klaus, el pasado febrero tras ser aprobada por Senado y Parlamento.
Esto obligó a que fuera devuelta y se necesitase una nueva votación, algo que pronosticaba que finalmente sería rechazada.
Sin embargo, a pesar del erre que erre del presidente, el parlamento ha vuelto a contradecirle y la ha aprobado justo por la mínima.

De los 177 diputados presentes, 101 votaron a favor, 57 en contra y 19 se abstuvieron. Precisamente, se necesitaban 101 votos a favor para superar el rechazo presidencial y que la ley pueda por fin entrar en vigor.

De este modo, la República Checa se une al grupo de países del mundo (casi todos europeos) que aprueba la unión homosexual y les permite tener derechos como la herencia, la asistencia médica y el matrimonio. Todavía queda pendiente el tema de la adopción.

República Checa es el primer país postcomunista que otorga derechos a los homosexuales.

No hay comentarios: