11 abril 2006

TERRIBLE Y BRUTAL CRIMEN HOMÓFOBO EN PORTUGAL

Una quincena de adolescentes de entre 13 y 16 años cometieron, a últimos de febrero, un terrible crimen que ha conmocionado a Portugal entero.
En el suceso, ocurrido en Oporto, los menores asesinaron a golpes y pedradas a una transexual brasileña de 45 años cuyo único delito era ejercer la prostitución en esa ciudad. Posteriormente la arrojaron a un pozo ciego de un parking del centro de Oporto.

Todos los implicados residían en una institución social dependiente de la iglesia, donde supuestamente eran preparados para abandonar la marginalidad y afrontar la vida en la sociedad.

La policía portuguesa no tuvo conocimiento de esta auténtica lapidación hasta varios días después.
Tan sólo uno de los menores fue puesto a disposición judicial, mientras que otros dos fueron enviados a un centro educativo de internado.

Gis, que era como se hacía llamar la transexual, hacía la calle para poder enviar dinero a su familia en Brasil, y residía desde hacía una década en la ciudad. Estuvo internada en un hospital de Setúbal por su tuberculosis y sus problemas por las drogas, y había regresado recientemente a Oporto para continuar trabajando.

No hay comentarios: