10 julio 2006

FUROR Y ESCÁNDALO CON TELENOVELA CUBANA

El dictatorial régimen de censura cubana no ha podido evitar la inclusión de un personaje hay en la última telenovela cubana, hecho que ha propiciado las mayores cuotas de audiencia de la historia de ese país.

La telenovela "El lado oscuro de la luna" ha desatado la polémica y paraliza continuamente la vida en la isla. El secreto es que toca un tema tabú en la tv cubana: la homosexualidad.

No se habla de otra cosa en todo el país. Muchos hombres, indignados, se niegan a verla. En ella, un señor casado se encuentra a sí mismo a través de una relación sexual con un amigo (que para no herir sensibilidades no se muestra contacto carnal).

Ésta es la primera vez que la televisión se atreve a tocar este tema. Ni siquiera se transmitió la película "Fresa y Chocolate", un clásico del cine cubano que trata la marginación de los homosexuales en Cuba.

La telenovela muestra lo que debe enfrentar un hombre bisexual en la Cuba actual, incluidos el desprecio de su esposa, la repulsa de sus amigos y el rechazo de sus padres.

El actor que encarna el papel, Rafael Lahera, ha pagado un precio por su papel: "He tenido que soportar que me miren como un gay", y ha perdido trabajos porque no quieren darle "ese personaje a un gay", incapaces de diferenciar el actor del personaje.

Esta discriminación no es rara en un país donde en los años 60 y 70 se metían presos a los homosexuales en granjas de trabajos forzados.

Aún hoy se margina socialmente a los homosexuales, la policía hostiga a los travestís por vestirse de mujer y el gobierno no quiere autorizar la operación de cambio de sexo de los transexuales.

Esta telenovela tal vez pueda contribuir a eliminar un poco de esa homofobia que ha condenado a muchos cubanos a abandonar la isla o a vivir durante décadas marginados en su propio país.

No hay comentarios: