04 septiembre 2008

¡A QUIÉN SE LE OCURRE!

Una encendida polémica ha puesto de acuerdo en Bosnia por primera vez a serbios ortodoxos, musulmanes bosnios y cristianos croatas.
Y lo hacen contra una propuesta que no deja de ser inoportuna: los colectivos LGBT del país iban a celebrar un festival gay durante septiembre, es decir, durante el Ramadán.
Las denuncias y la irritación en los musulmanes bosnios no se han hecho esperar.
El islam considera una enfermedad la homosexualidad (a pesar de que a medio mundo musulmán con tal de meterla le da igual donde sea), y una auténtica provocación la coincidencia del festival con su fiesta sagrada.

Los responsables del festival se defienden diciendo que la protesta hubiera sido la misma en cualquier época del año, dado que se trata del primer festival homosexual en una sociedad como la bosnia, demasiado tradicionalista y que aún no acepta la existencia de diferentes formas de vivir la sexualidad.

2 comentarios:

RuLyTo dijo...

TA ENTRETENIU EL TU "CHIRINGU"

Manué dijo...

Gracias!
¿Astur?