29 enero 2010

OBAMA MODIFICARÁ UNA LEY HOMÓFOBA DEL EJÉRCITO


El presidente estadounidense va a revisar, con objeto de cambiarla, una ley firmada por Clinton que expulsa del ejército a quienes comenten o declaren abiertamente su homosexualidad. Se puede ser gay y militar en Estados Unidos mientras no lo digas.

La revisión de esta ley busca también sumar más apoyos a su bajada en la opinión pública, y hacer un guiño a la comunidad gay (que le encumbró a la presidencia) para hacerle saber que no olvida sus compromisos con ella.

07 enero 2010

PORTUGUESES CONTRA EL MATRIMONIO GAY

En Portugal gobierna una coalición de tres partidos de izquierda que en la campaña electoral habían tanteado la posibilidad futura de aprobar el matrimonio gay.
Ante esta posibilidad, y ante las crecientes demandas de los gays para que se cumpla pronto su deseo, el sector conservador del país se está movilizando en contra.

Conscientes de que si se celebrase un referéndum la respuesta de la ciudadanía sería negativa (tomando como ejemplo los celebrados en algunos estados de E.E.U.U.), los conservadores han reunido firmas (más de 90.000) que han entregado en el parlamento pidiendo un referéndum (en Portugal son necesarias sólo 75.000 para admitirlo a trámite).
La plataforma Ciudadanía y Matrimonio (vinculada a la todopoderosa iglesia católica portuguesa) no se saldrá con la suya, ya que cuando se someta a votación en el parlamento la posibilidad de un referéndum, la mayoría de izquierdas piensa rechazarla.

Y todo este follón se ha armado porque en diciembre el consejo de ministros aprobó el proyecto de ley sobre el matrimonio homosexual y lo envió a la Asamblea de la República (vamos, el parlamento), que es la que tiene que aprobarlo en última instancia para que se haga realidad. Y eso es lo que ha encabronado a la plataforma Ciudadanía y Matrimonio, que es algo así como el español Foro de la Familia, creado y orquestado por la homófoba iglesia católica.
Y eso a pesar de que la futura ley portuguesa del matrimonio homosexual contará con un apartado que PROHIBE la adopción de niños.